domingo, 11 de abril de 2021

¡Se viene el I curso de Educación Ambiental para Docentes!

Mañana lunes comienza la primera sesión del curso de educación ambiental para docentes titulado

 TIPS PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL EN LA ESCUELA DEL sXXI: 

pequeños pasos hacia una escuela sostenible

En abril y mayo, las tardes de los lunes, los profesores que se han apuntado a este curso que ofrece el CPR de Hoyos y que tengo el honor de dar, van a poder disfrutar de un completo curso que les llevará desde los fundamentos de la crisis ambiental actual hasta las soluciones que se plantean, pasando por una gran cantidad de recursos disponibles para utilizar en sus centros. 




En total serán 6 sesiones de dos horas cada una, con las siguientes temáticas: 

  1. Crisis Ambiental. Causas y consecuencias de la inacción. 
  2. Las "3R" en su orden: Reducir, Reutilizar, Reciclar, y siete "Rs" más
  3. Alternativas al consumo actual. Cambios sencillos para un hogar y una escuela sostenibles. 
  4. Cómo separar bien los residuos. Separar no es reciclar. 
  5. Recursos en la Red, disponibles para centros educativos: contenedores, aplicaciones, actividades de educación ambiental y actividades de centro. 
  6. Recursos para (in)formarse. Mantenerse informado y no desinformado. 

Si te gustaría que tu CPR o tu centro te ofrezca este curso, puedes solicitarlo o ponerte en contacto conmigo en marta (punto) villasan (arroba) gmail (punto) com

jueves, 15 de octubre de 2020

Charlas - Crisis Ambiental

Crisis ambiental: el momento de actuar es ahora

Charla sobre la crisis ambiental que estamos viviendo, para conocer de dónde vienen los problemas que estamos enfrentando y qué podemos hacer como ciudadanos para reducir en lo posible nuestro impacto en el planeta, así como nuestra huella de carbono.  

La crisis climática y la crisis de biodiversidad están intimamente relacionadas entre sí, así como a la actividad humana. Estamos dañando irreversiblemente piezas del puzle del planeta, y cada vez tenemos menos piezas que sostengan el delicado tejido de los ecosistemas. 

Parte 1


Parte 2

Esta charla la di desde Fauna&Vida y fue solicitada por el Centro de Estudiantes CEUNIRA. ¡Gracias por vuestro interés!

jueves, 8 de octubre de 2020

Ñakanina, una culebra constrictora sorprendentemente tranquila

Una de las serpientes por las que nos llaman habitualmente en Fauna&Vida, son las Ñakanina estero (Hydrodynastes gigas) que aparecen cerca de los bañados y la Costanera de Asunción.

Se trata de una inofensiva serpiente acuática que suele vivir en zonas como pantanos, lagunas, bañados y arroyos de Sudamérica; esta serpiente constrictora NO ES VENENOSA, aunque hay que tenerle respeto. Estas culebras diurnas se alimentan principalmente de roedores, peces y anfibios, or lo que es muy beneficiosa para eliminar plagas como ratas o ratones. 

A veces aparecen cerca de lugares habitados, ya que la expansión urbanística ha invadido sus zonas donde ellas han vivido siempre. En caso de peligro para la serpiente, se hace necesaria su reubicación, ya que su gran tamaño (hasta 3 metros) puede resultar amenazador. Sobre todo es frecuente encontrarlas en estas zonas cerca de humedales cuando hace frío y sube el nivel del agua, ya que buscan calor y nuevas presas que huyen de la crecida del río Paraguay.

Ayúdanos a proteger la biodiversidad, ella cuida de nosotros. 

miércoles, 23 de septiembre de 2020

Charlas - Protocolos de manejo y rescate de fauna silvestre: Experiencias internacionales España/Paraguay

 

Imprescindible charla que di desde Fauna&Vida en el Mes del Biólogo organizado por la AEBP (Asociación de Estudiantes de Biología del Paraguay) para mostrar la función y el desempeño que los biólogos tenemos en diferentes aspectos. 

En este caso, hablo de cómo se realizan los rescates y rehabilitación en España y en Paraguay, y qué debemos hacer en caso de encontrarnos un animal silvestre en problemas. 


sábado, 11 de abril de 2020

9 aves que no te puedes perder en la ZEPA Azud de Badajoz.

Aves que no puedes perderte en un paseo por el río Guadiana en Badajoz

Este año participamos por segunda vez en el Censo Internacional de Aves Acuáticas que organiza SEO/BirdLife, una buena oportunidad para fijarse en las sorprendentes especies de aves que tenemos en el río Guadiana a su paso por Badajoz. 

Se trata de salir en la semana del 15 de enero a contar las aves acuáticas (anátidas, limícolas y otros grupos) en todos los humedales que se pueda para poder obtener una foto fija de las poblaciones de estas aves. Si quieres ver de qué va esto, puedes visitar esta web

Garza real (Ardea cinerea) y cormorán grande (Phalacrocorax carbo) en el Guadiana

Los humedales son unos de los hábitats en mayor riesgo de desaparición por causas antrópicas: contaminación, especies invasoras, modificación de cauces... En Badajoz tenemos la única ZEPA urbana húmeda de España (ZEPA Azud de Badajoz y ZEC Guadiana Internacional), lo que hace recaer una gran responsabilidad en su conservación. 

1. Martín Pescador (Alcedo atthis)

Entre algunas de las especies que hemos podido observar está el martín pescador, con una gran territorialidad, lo que hace que podamos saber cuántos hay ya que no se arriesgan a ir a otro territorio. 

2. Calamón (Porphyrio porphyrio)

Los preciosos calamones, con su plumaje azul oscuro y el escudete rojo brillante en su frente también son bastante abundantes en este tramo del Guadiana. Estuvieron a punto de extinguirse en el siglo pasado debido a la contaminación, la caza y la reducción de hábitats húmedos adecuados para ellos, pero gracias a su inclusión como especie amenazada, hoy en día es sólo considerada "Casi Vulnerable" y ha recolonizado lugares donde hace unos años era prácticamente imposible de ver. 



3. Gallineta común (Gallinula chloropus)

Las gallinetas o pollas de agua también tienen una importante presencia en el Guadiana a su paso por Badajoz. En realidad son casi omnipresentes en cualquier humedal, ya que es el rálido más abundante y extendido de Europa y, tal vez, de todo el planeta. Siempre nadan o deambulan entre el nenúfar comiendo brotes, invertebrados... En las orillas del Guadiana han encontrado un hábitat estupendo de aguas lentas para establecer su residencia permanente. 


4. Focha común (Fulica atra)

Las fochas, aunque se parecen a las gallinetas y suelen formar bandos mixtos con ellos, son levemente mayores, de color negro y pico blanco. También patrullaban loas orillas del río en busca de algo que llevarse el pico: en este caso se deleitaban con la especie de helecho exótico Azolla filiculoides, una planta originaria de América que medra en aguas eutrofizadas (con nutrientes de sobra) que se extiende por los ríos españoles y europeos desde hace menos de 50 años. 


5. Martinete común (Nycticorax nycticorax)

Una de las garzas más llamativas que encontramos en el tramo urbano del Guadiana, y que estará descansando por el día, es el martinete, una limícola de hábitos crepusculares que forma grandes dormideros en los sauces de la orilla. Sus ojos con el iris rojo y su marcado contraste gris plomizo y blanco crema la hacen inconfundible. 

6. Morito común (Plegadis falcinellus)

Una especie que siempre esperamos ver y de la que no nos cansamos es el morito común, ave que anteriormente era muy escasa y ahora está recolonizando humedales, aunque el 90% de las parejas reproductoras se encuentran concentradas en Doñana y las marismas del Guadalquivir. Es el único ibis presente de forma natural en Europa; se incluye en el Libro Rojo de las aves de España (2004) en la categoría de “Vulnerable” y aparece como “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.



7. Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides

La garcilla cangrejera ya es una habitual en los paseos junto al Guadiana y no va a ser menos. Aunque es migradora, aquí es uno de los pocos lugares donde se queda a criar. Contamos hasta 6 diferentes en un tramos de menos de dos kilómetros. En 2011 sólo se encontró una pareja. 


8. Garcilla bueyera (Bubulcus ibis)

Las cangrejeras tiene también unas primas muy abundantes, las garcillas bueyeras. Son las garcitas blancas que suelen acompañar a las vacas y otro ganado en los pastos, pero que aquí también tienen sustento y lugar para dormir y criar. De hecho, en el Azud de Badajoz se contaron en invierno de 2014 más de 6000 garcillas bueyeras según el libro de Aves de Extremadura Vol5. de SEO y la Junta de Extremadura. 


9. Avetorillo común (Ixobrychus minutus)

El avetorillo común es un ave muy curiosa y difícil de observar en general. Tiene hábitos crepusculares, como el martinete, aunque es bastante más pequeña. Se camufla muy bien entre la vegetación palustre gracias a los colores pardos de su plumaje y a sus movimientos lentos y pausados. 


Completan el cuadro garzas reales, cormoranes, gaviotas sombrías y reidoras. ánades reales, patos cuchara, aguiluchos laguneros, avetorillos, lavanderas blancas y cascadeñas, buitrones, un chorlitejo grande y por supuesto, el cisne vulgar del Guadiana. 




lunes, 9 de marzo de 2020

Ruta al Geositio Apreturas del Almonte - Cabañas del Castillo, Geoparque Villuercas

Subir a Cabañas del Castillo

Las dehesas de BerzocanaDespués de varios días haciendo actividades de educación ambiental en el CRA de Las Villuercas, en pleno Geoparque, el amigo Andrés, profe entrañable y muy comprometido con sus alumnos y la conservación del medio ambiente me invitó a comer a su casa y conocer a su familia. 
Al aparcar allí arriba, en lo alto de la plaza y volver a observar las vistas me sentí de nuevo como en casa. Este pueblo, que me había acogido hace años con las actividades de naturaleza y cultura de Miguel y La Posada del Halcón, el pequeño restaurante rural que llevaba junto con su mujer, siempre me ha hecho sentirme bienvenida, a pesar de su diminuto casco urbano embutido entre los canchos de granito, o quizás por eso. 

Castillo de Cabañas del Castillo.

Después de una agradable comida en casa de Andrés, me indicaron cómo llegar al sendero de las Apreturas del Almonte, una ruta a la que le tenía muchísimas ganas. El día estaba caluroso a pesar de ser febrero, así que llené la cantimplora y allá que me encaminé. 

Comenzando la ruta

Avanzando desde la plaza hacia donde estaba La Posada del Halcón, en dirección Norte y dejando el castillo a mano derecha, se sale enseguida del pueblo y comienza el sendero entre paredes de piedra de las fincas. Algunos robles y encinas bordean el camino y dan sombra con sus poderosas ramas, creando un ambiente muy acogedor mientras se baja en dirección a las Apreturas del Almonte. Huele a tierra recién labrada, las abejas ya están entusiasmadas con las primeras flores y se oye trinar a herrerillos, carboneros y petirrojos con felicidad. 

Después de unos cientos de metros el camino se estabiliza, gira hacia el oeste y la vegetación cambia. Ahora son pinos los que alfombran el suelo con sus agujas y susurran con cada soplo de viento, acompañando sus cantos con el repicar de algún carpintero. 

En un recodo, se dejan ver algunas de las formaciones geológicas que caracterizan a este geositio, con sus cuarcitas armoricanas afiladas, formando el llamado relieve apalachense. Es en este sitio donde el río Almonte, con cierto caudal ya, huye de la anticlinal del Almonte-Navezuelas y se escapa hacia las llanuras del Tajo, donde desemboca.

 

Ranunculus sp

Bajo los pinos encontramos alguna vegetación interesante, como estos ranúnculos, (Ranunculus sp.) o los narcisos (Narcissus triandrus), restos de la flora artoterciaria, es dedir, flora que ha sobrevivido hasta nuestros días desde el Mesozoico... antes de las glaciaciones y de que las temperaturas subieran y descendieran las precipitaciones. Era una época mucho más húmeda y un poco más fresca, en la que también evolucionaron otros géneros como Pinus, Quercus, Fagus, Betula, Alnus y el resto de géneros que hoy conocemos como componentes principales de la flora del reino Holártico

Narcissus triandrus


Tras el bosque de pinos encontramos otro tipo de vegetación que nos indica que ya estamos bastante abajo y casi hemos cambiado de piso bioclimático: alcornoques mezclados con encinas, formando un dosel lleno de líquenes y apenas sin arbustos en el que da la impresión de que te vas a encontrar un velocirraptor en cualquier momento. 


Tras el puente. 

El sendero ha perdido ya inclinación y es casi plano, serpenteando por las estribaciones de la umbría. La temperatura desciende, las tardes todavía son cortas y aún se siente el recuerdo del invierno. 

De repente ya se escucha el agua y en seguida podemos ver delante de nosotros un pequeño puente de piedra. Uno casi espera ver escondido un troll debajo, esperando camuflado con su piel rocosa a que pases para pedirte el peaje con un garrote de madera retorcida hecha a partir de una rama de alcornoque. El río es cristalino y se pueden adivinar pececillos y algún que otro tritón haciendo sus cosas de anfibios. A los lados del río crecen zarzas que en agosto seguramente estarán cuajadas de moras; me lo apunto mentalmente para volver este verano. 

Al llegar al puente no hay que dejarse engañar: apetece cruzarlo en busca del travieso troll, pero la ruta no es por ahí, sino que continúa hacia la izquierda, bordeando el río Almonte que ya empieza a tener cierto carácter juguetón. 

Más adelante, tras cruzar un prado de helechos donde casi se puede perder el sendero, encontramos uno de las decenas de antiguos molinos harineros que hay en este río. Aquí es donde comienza una de las rutas de los Molinos del Almonte, que acompaña el recorrido del río a su salida de las sierras de las Villuercas. Aguas abajo de esa ruta hay otra ruta mucho más desconocida que recorrí hace unos años. 


Un poco más adelante empezamos a vislumbrar lo que son las verdaderas Apreturas del Almonte: rocas tan duras que ni siquiera la fuerza de este río casi recién nacido han podido doblegar. 


En este lugar podemos observar las capas de los estratos  en forma casi vertical: esto quiere decir que la corteza terrestre ha sufrido presiones enormes que la han hecho terminar de esta forma. Estas cuarcitas pueden ser muy resbalosas con lluvia o con niebla, y hay que tener cuidado también con los charcos que encontraremos por el camino. 


Junto al arroyo encontraremos preciosas praderas con narcisos, esta vez de otra especie, Narcissus bulbocodium ssp validus. Esta especie también es bastante antigua y se restringe a lugares húmedos, con cierta altitud y precipitaciones. 


Por desgracia, a pesar de que el camino estaba bastante limpio, encontré varios residuos humanos arrastrados por la corriente. Esto refleja que aún hay mucho que hacer en cuanto a educación ambiental, como en todas partes. Espero que los niños con los que he trabajado esta semana sean la semilla de una nueva sensibilidad en la zona y estas imágenes sean cada vez menos frecuentes. 

A pesar de que la luz se me iba acabando rápidamente, aún conseguí ver los fantásticos paisajes del Geositio Apreturas del Almonte: el buzamiento vertical con los estratos de cuarcita afilados hacia arriba, como dientes que hubieran desgarrado el paisaje en una lucha de fuerzas gigantescas que habían formado este impresionante farallón. 



 Después de pasar estas impresionantes formaciones en las que, de haber sido más temprano, habría podido observar aves rupícolas típicas de estos paisajes, el río Almonte se tranquiliza un poco para continuar su viaje en dirección al río Tajo en medio de otros asombrosos paisajes. 

sábado, 29 de febrero de 2020

Pajareo por el Guadiana. Ver aves en la ZEPA Azud de Badajoz

¡Un paseito rápido! 

Esta mañana hemos dado un estupendo paseo por la ZEPA del azud del Guadiana, en busca de aves.

Hemos visto multitud de especies en esta soleada mañana. Entre las eneas y los sauces llorones había moritos, pájaros moscones, gaviotas reidoras y cigüeñuelas, mientras ruiseñores comunes y ruiseñores bastardos cantaban a nuestro alrededor.

Un simpático perro perseguía a los ciclistas y senderistas, y los fresnos y los sauces se movían con las hojas apunto de salir.  

¿Cuántas especies reconoces? ¡Deja tus comentarios!